Guy Fawkes Night

O como se le denomina comúnmente en el Reino Unido, Bonfire Night. En castellano sería la noche de la hoguera. Y se celebró el pasado jueves 5 de Noviembre, aunque en verdad la gente lo extiende al fin de semana, el fin de semana anterior y casi seguro que encuentras lugares donde aprovechan para encender algunos petardos, o quemar algunas cosas antiguas, el fin de semana posterior.

Bonfire, hoguera en inglés

Esta noche, en verdad, es esa típica noche anual que tienen muchas culturas en las que se hacen hogueras y se encienden petardos, pero la pregunta es, ¿quién era Guy Fawkes? Por el mismo precio, te voy a lanzar otra pregunta. ¿Por qué no se llama la noche de algún santo? Esta pregunta parece estúpida, y lo puede ser, pero veremos que no lo es tanto y que llamarle la noche de San [Pon el santo que quieras aquí] sería contradictorio… o quizás no tanto.

¿Quién era Guy Fawkes?

Antes de decirte quien era Guy Fawkes, tenemos que conocer el por qué de Guy Fawkes. Esto es una historia de batallas por el poder, reyes y reinas, religión y traiciones.

Si no vas a ganar, tira el tablero 

Tenemos que remontarnos al 1534 cuando el Rey Enrique Octavo (Henry the eighth para los amigos British) quiso divorciarse de Catalina de Aragón (no confundir con Aragorn) y claro se dio cuenta de que el dicho es cierto: “Con la Iglesia hemos topao”. El Papa Clemente VII (que por cierto, era un Médici) le dijo que va a ser que no se va a divorciar.

Henry VIII

Entonces, como él se quería casar con otra mujer (para intentar tener el varón que no obtuvo con Catalina), se convirtió al Protestantismo. Claro, él antes no era Protestante, es más era opositor, pero mira, por interés te quiero Andrés. Por cierto, ¿no os suena esta película de tener una ideología y cambiarla para conseguir poder? ¿No os suena a cierto Primer Ministro de pelo blanco que dice estar a favor del Brexit? Parece que la historia se repite, ¿no?

Pues eso, que para divorciarse, divorció primero a toda la Iglesia del país y se nombró así mismo Gobernador Supremo de la Iglesia Anglicana, así él mismo se podía asegurar la nulidad de su matrimonio. El Gobernador Supremo de la Iglesia Anglicana sería como el Papa Inglés y actualmente ¿quién crees que lo sustenta? Pues correctamente, la reina de Inglaterra.

Pero bueno, ¿todo este rollo para saber quién era este Guy Fawkes que además no he escuchado en mi vida?

Ya vamos. El tema es que después de esto, nuestro amigo Enrique (¿le podemos llamar Kike ya o todavia es pronto?) no se quedó quieto, y empezó a disolver los monasterios que, claro, eran los que controlaban las tierras más ricas, y se lo expropió todo, todo, todo. Es decir, sus ingresos, su capital y ¿qué hizo con todo ese dinero? Pues… ¿qué va a hacer el pobre hombre con tanto dinero? Gastarlo en batallitas, en ir a la guerra vamos.

Y tú te preguntarás, ¿nadie se opuso a este cambio? ¿No había católicos romanos en aquella época?

Claro que los había y ya te digo que contentos no estaban. Supongo que algunos callaron para seguir siendo cercano al rey, a la nobleza, pero mucha gente protestó. Pero antes, protestar tenía un problema, que podían acabar contigo y se quedaban tan anchos. Entonces tenían que realizar acciones secretamente organizadas y contundentes, que tuvieran el mayor impacto posible.

Y aquí entra en juego nuestro hombre, Guy Fawkes.

El desmadre padre de estos Tudores

Agárrate que vienen curvas. Cuando Enrique murió, quien subió al trono fue el varón, el único hijo. Y empezó una era de 3 reyes (un rey y dos reinas) en 11 años. Eduardo (Edward VI) heredó el reino con solo 9 años. A los 15 enfermó y cuando su enfermedad fue declarada terminal, sus consejeros consideraron que tener un rey débil era un peligro y podía dar fuerzas a los católicos. Así pues, Eduardo (Eddy o quizás Ted) nombró a su prima segunda (sí, sí, a su prima segunda) Jane Grey y la pregunta es: ¿por qué no nombró a sus hermanas mayores Mary o Elizabeth?

Edward VI – Fuente: Wikimedia Commons

Cuando Enrique anuló el matrimonio de Catalina de Aragón, madre de Mary, y de Anne Boleyn, madre de Elizabeth, las hijas pasaron a ser ilegítimas ya que, a nivel legal, ambos matrimonios no existían. Entonces Eduardo eligió a la hija de Mary, hermana de nuestro Enrique, que entendió que era la heredera al trono legal. Muchos nobles (que quizás en verdad no eran tan protestantes) consideraban que Jean una marioneta de los protestantes y veían a Mary (hija de catalina) como la única esperanza para evitar el protestantismo. Así pues, se organizaron para destronar a Jane nueve días después de su reinado y proclamar a Mary I. Puesto que Mary era la hermanastra de Eduardo y además había nacido dentro del matrimonio católico de Enrique y Catalina.

Un bloody Mary por favor

En 1553 Mary I accede al trono, reina que se considera católica y con una misión, salvar a los ingleses de las garras del diablo de estos herejes protestantes (sí, sí, lo he escrito sin reir, bueno, me he reído un poquito). Fíjate si fue con mano dura, que durante sus cinco años de mandato mandó a unos casi 300 disidentes a la hoguera. Y claro, de ahí a que la llamaran Bloody Mary (la traducción suavizada sería maldita María aunque el bloody tiene más impacto porque significa literalmente sangriento). Pero nada que ver con el cóctel eh, el cóctel vino después, es más moderno.

Mary tenía un problema, que no estaba casada y como a las mujeres las consideraban débiles (no se porque uso el pasado si desafortunadamente aún mucha gente sigue pensando así) su trono no era 100% estable y además no tenía heredero. ¿Pero tenía competencia? Claro, su hermanastra Elizabeth también quería poder y ella era protestante, así que tenemos salseo.

Mary I – Fuente: Wellcome Library

Entonces, Mary se dispuso a buscar pretendiente. Y os pensabais que Hombres y Mujeres y Viceversa era un programa original, lo inventaron los reyes. Tuvo varios pretendientes, pero decidió casarse con Felipe II, sí, el de España, hijo de Carlos V. Era la unión perfecta, porque se casaba con un príncipe católico que será heredero del Imperio Español más grande de su historia. Pero cuidado, la ley inglesa le dejó muy claro al Felipe este, que no entendía ni papa de inglés, supongo que se lo traducirían, que él era Rey de Inglaterra, muy bien, pero mientras estuviera casado con Mary y ella estuviera viva. Además, el heredero tenía que ser hijo de ambos, así pues Carlos de Austria que fue un hijo anterior de Felipe con María Manuela de Portugal, no podía heredar el trono claro. 

“No podemos permitir que estos españolitos nos invadan así tan fácil, antes protestante que español”, debieron pensar. Porque si Maria moría sin descendencia y la alternativa era Elisabeth, abiertamente protestante.

De la última reina Católica a la última Reina Tudor

Elizabeth I

A ver, pongámonos en situación. En pocos años, el país ha pasado de ser católico a ser protestante y luego católico otra vez. En cada fase cargándose a los que consideraban traidores si estos no conseguían huir. ¿Qué genera esto? Pues, claro, una sociedad dividida. Entonces Elizabeth, muy poco católica ella, llega al trono de un país muy dividido y bastante dañado.

Elizabeth no se lo pensó dos veces, accedió al trono y restableció la Iglesia Protestante Anglicana y con ella como líder de la Iglesia. Sus cambios se conocen como Acuerdo Religioso Elisabetiano (Elizabethan Religious Settlement) y consistía en que cualquier persona que optara para un puesto público o eclesiástico, tenía que jurar lealtad a la monarquía como jefe de la Iglesia y del Estado. Este acuerdo Elisabetiano dio las bases de la teología y la liturgia del Church of England (Iglesia Anglicana).

Este movimiento hizo que la balanza se inclinara a favor del protestantismo.

El héroe que pudo ser

Vayámonos a York (norte de Inglaterra) en 1570. Allí nace nuestro protagonista Guy Fawkes. En españa se le conocía como Guido Fawkes, sí se le conocía en España, luego te cuento. 

Obviamente durante el reinado de Elizabeth, si querías seguir viviendo sin problemas, debías ser protestante. Entonces habían ciertas personas que se les conocían como recusados, es decir, personas católicas convertidas al protestantismo por imperativo legal. Si, como cuando algunos políticos prometen lealtad al rey por imperativo legal. La familia materna de nuestro hombre eran secretamente católicos. Después de que el padre de Guy muriera cuando nuestro amigo era tan solo un niño de 8 años, su madre se casó con un recusado. 

Años más tarde, el joven Guy, católico convencido y con pocas ganas de llevarlo en silencio y en secreto, decidió marcharse a Europa. Allí peleó en la guerra de los ochenta años (la guerra de flandes) que enfrentó a lo que hoy es Holanda, Bélgica y Luxemburgo contra la España de Felipe II (sí, el viudo de Mary I de Inglaterra). Después viajó a España para conseguir ayuda para devolver el catolicismo a Inglaterra, sin mucha suerte la verdad. 

De la mano de Thomas Wintourm, otro conspirador contra el protestantismo, que le ayudó a volver a Inglaterra y le presentó Robert Catesby, otro gran conspirador a favor del catolicismo que además intentó matar al Rey Jacobo I (James VI de Escocia y I de Inglaterra y sucesor de Elizabeth).

Dibujo del concilio de los conspiradores, Guy Fwakes el tercero a la derecha.

Guy, Thomas, Robert y otros conspiradores como John Wright y Thomas Percy, se reunieron el 20 de Mayo de 1604 en un Inn (los Inn son tradicionalmente restaurantes con hostal, muchos pubs actuales aún tienen habitaciones para hospedar a clientes) en Londres. Una anécdota, mientras mostraban juramento de clandestinidad y secretismo, casualmente el Padre John Gerard estaba celebrando una misa en otra habitación y, por lo tanto, los conspiradores recibieron la eucaristía de un Padre ajeno al complot.

Cuando ya tuvieron todos los reclutas y el material, se pusieron a llevar a cabo la acción. Esta acción consistió en poner explosivos en la Cámara de los Lores (House of Lords) y explotarlo durante la ceremonia de apertura del Parlamento, el 5 de Noviembre de 1605. Esto podria suponer el asesinato del rey Jacobo. Este ataque se le conoce como la Conspiración de la Pólvora (Gunpowder Plot).

Spoiler Alert: Todo sale mal

Guy Fawkes en la Cueva Ordsall (norte de Inglaterra)

La noche del 4 al 5, Guy Fawkes vigilaba los explosivos apilados en la cripta de la Cámara de los Lores. Pero durante la madrugada del día cinco, nuestro amigo Guy, fue sorprendido por las autoridades que recibieron una carta anónima pidiendo que revisaran el palacio de Westminster (este palacio contiene la Cámara de los Comunes, cámara baja el parlamento, y la Cámara de los Lores, cámara alta del parlamento). Esto desmoronó la operación por completo.

Para celebrar el fracaso del ataque contra la monarquía protestante y la vida de Jacobo I, la población salió a la calle el 5 de Noviembre y encendieron hogueras por todo Londres. Más tarde, en 1606, el parlamento declaró el 5 de Noviembre como día público de acción de gracias para conmemorar cada año el fracaso del complot. Desde entonces esta noche se conoce como Guy Fawkes Night o Bonfire Night.

Y… ¿qué pasó con Guy Fawkes? Pues como era un católico que intentó atentar contra el monarca y jefe de la Iglesia Anglicana, se le torturó para sacarle toda la información. Primero dijo que su nombre era John Johnson y le dijo a los miembros del consejo real que quería hacerles volar los sesos básicamente. Al final, reconoció la conspiración, su nombre real y mostró arrepentimiento. Obviamente esto no evitó la sentencia de que fuera ahorcado, arrastrado y descuartizado. Por suerte, si es que se le puede decir suerte, Guy cayó del andamio donde debía de ser colgado y se rompió el cuello, evitando así el sufrimiento que conlleva dicha sentencia.

Festividades en el castillo de Windsor durante Guy Fwakes

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.